A los deudos de quien en vida fuera

marin finestra , pedro anibal clemente